lunes, abril 10, 2006

Pequeno Diario

Como era de esperarse, mi diario duro tanto como mi transporte. Ya veremos. Sin embargo, aqui esta:

01-04-06

Escala

Claro que no perdi la oportunidd de ir a un restaurante de comida tipica en mi corta estadia en el colorido pais de los gringos.


2-04-06

Pacifico

Es increible como se pasa el tiempo cuando uno tiene un osito polar al frente.

Cinco horas de mi viaje se fueron viendo, una y otra vez, el documental en ocasion del quinto cumpleanos del animalito.

Por supuesto, tambien ayudo el confort y lujo de las Aerolineas Japonesas.


3-04-06

Primer consejo acertado de mama

Todo fue muy claro cuando me aventure a dar el primer paseo por las calles de Tokyo (bueno, la del frente del hotel, que queda mas bien retirado de de la ciudad) respecto al visionario consejo materno, que data de mis primeros anos: "cuando vaya a pasar la calle, mire para ambos lados".

Con toda esta gente conduciendo por el carril equivocado no hay nada mas sensato.

6-04-06

Pasara cierto tiempo antes de que pueda contar cosas medianamente elaboradas sobre todo lo que me rodea.

El martes fue puro soye (ayuda ortografica, por favor). El primer encontronazo con la realidad: hable con un tailandes, un keniano y una mongola, hice tratos con un irani (~aca ~aca); tome un tren expreso del aeropuerto a Tokyo y con ello divise el paisaje. Todo es nuevo y chocante, hay mistica y demencia, dulzura y nausea. No podria transmitirles lo que he sentido, asi como no lo entiendo. La ventana ha sido como ver television, todavia no me siento parte del paisaje, asi que aun no tenemos puntos de vista mu diferentes.


4 comentarios:

natalia cortes dijo...

wow, pepito, ahora si que empezó todo. Mucha suerte y que no te coja un carro!

Katja dijo...

Ahora sabes como me sentí cuando tuve que cruzar una calle bogotana por primera vez. Acá sí es tranquilo el tráfico... y los carros paran para los peatones!

Anónimo dijo...

que bello osito!!

Olavia Kite dijo...

El oso... fiel compañero de viaje... Uno de los primeros recuerdos de un viaje inolvidable.

Mata!