martes, febrero 20, 2007

Mal Logrado


“Cuando la palabra falla nos queda el silencio, pero cuando triunfa y se ha terminado de decir, también nos queda el silencio.”
Echeverri, 2005.


Nada como un buen silencio. Nuestra era del ruido se ha encargado de apreciarlos. Se les busca en medio del tumulto, pero también en la intimidad. Sean quizás los más difíciles de conseguir, como los más placenteros, los en pareja. Tienen peculiar cabida entre las artes, aunque en general cortan todas los medios que tenemos de expresarnos porque el silencio es ausencia, un ensayo de muerte, en la cual todo se resume a lo mismo. En la música es fundamental, estructura, acento, alerta, incluso estruendo. En el cine puede ser banda sonora, pero también hilo visual, composición de siluetas que entrañen una ausencia. Tal vez la fotografía sea el silencio de un video, y de una foto un lugar común, algo que no nos diga nada.

Todo esto para contarles que ya son tres las semanas despilfarrando archivos de texto en un post que me deje contento, y la papelera, aunque se ve llena en el rincón de la pantalla, no se desborda.

Si no hay como un silencio bien logrado, menos hay como una buena excusa.

Malogrado,

panÓtiko

5 comentarios:

Anónimo dijo...

silencio no hay banda

KUAI dijo...

Hola Amigazo,
Mis mejores deseos...
ha probado el silencio mental???
saludos

DefinitivamenteMalLogrado dijo...

Bueno pues le pegaste a mi tema favorito pero, qué digo tema si es que el solo pronunciar la palabra 'silencio' ya hace ruido y para no decir que la cuestión va más allá, voy a decir que va (o viene) mucho, mucho más aca.

gaijinco dijo...

Estuve asistiendo a "clases" de meditación zen y resultó que mi yo-interior hago mucho ruido...

Al parecer me voy pa'l infierno ¿nos vemos por allá Oscarín?

Felicitaciones por el mesiversaio.

Yosisoyjim dijo...

Porque aquel que no es JIM sigue callado, como desde hace un buen rato.

Cree, el pobre, que eso dice mucho. Y no contento con eso, también cree que yo puedo venir a mediar sus problemas. Si me tomo la molestia es porque desde que se acabó el mundo (un mundo, no el mio, por cierto) ando sin trabajo.

En fin. Él sigue callado. Y asi se quedará con respecto a este post. Su ego le agradece la cita.