lunes, noviembre 19, 2007

Los afanes de siempre

Los japoneses sí saben que es una feliz navidad

Anoche cayó una cantidad enorme de nieve y, tras regresar de hacer trabajo de campo para la tesis que tengo que entregar en mes y medio, volví a dormir entre pelos.

Lo anterior es un resumen completísimo y suscinto de las causas de mi ausencia por estos lares: estudio, frío, viajes y pelos.

Sin embargo, haré lo posible por escribir más seguido. Además, como el caraelibro parece estar cubriendo una una de las funciones que cumplia este espacio, esperen cambios para el próximo año. Un adelanto: voy a olvidar que mi mamá lee este blog.

En el lab-erinto,

panÓptiko

1 comentario:

gaijinco dijo...

Y yo regalándote Family Guy...

Uff, ¡que verguenza!

ごめん